Avisar de contenido inadecuado

27/04/2010

K de Katún 8 Ahau

Me independicé de mis padres hace ya algunos años, y, con todo, pese al Atlántico y la diferencia horaria, hablo con ellos a diario a través del Skype. Qué le voy a hacer, también la independencia de México fue un proceso largo. Lo cierto es que soy más de dependencias que de independencias, aunque con cierto sonrojo tengo que admitir que casi siempre he hecho lo que he querido, ese es mi lado...

{
}

9/04/2010

J de Jalisco

Quería teclear en Google «¿cuándo sube la marea en Cádiz?» para poder escribir sin equivocarme a qué hora despertó el agua del mar al personaje de la novela que escribo, que duerme en la arena. Permítanme un inciso, no, no estoy siendo demasiado detallista, para comprobarlo basta leer el anexo que incluye Cátedra en su edición de uno de mis libros favoritos. Me refiero al ensayo Mi primer...

18/03/2010

I de Instituto Nacional de Migración

Mi abuelita Manuela ha muerto y yo estoy muy lejos de Córdoba. Casi casi llega al siglo, pero cuando uno se hace tan mayor ya no le importan para nada los récords, si decide que para ella ya estuvo, ya estuvo. Mi papá estaba con ella cuando murió. Me acuerdo ahora de la tortuga que tenía mi abuelita, creo que ella sí que llego al siglo, las tortugas, aunque no parecen tener objetivos en la...

13/02/2010

Crónica 8. De la H (que no suena)

De un tiempo a esta parte mis preocupaciones se centran en si en mi libro se repite muchas veces las palabras pero, parece o mientras, y en si lograré llegar a la fecha de entrega del concurso al que me quiero presentar, dentro de nueve días y en si, una vez que lo presente, después de siete años con el libro para arriba y para abajo, tendré suerte. Por otro lado me está quitando mucho tiempo...

{
}

4/02/2010

G de Guadalajara. Crónica 7

Nuño Beltrán de Guzmán, el más aborrecible guerrero de los que conquistaron España y quizá el hombre más perverso de todos cuantos han pisado la Tierra añoraba en secreto su querida Guadalajara. De modo que exploró el territorio que los americanos habían bautizado como Castilla y junto al río Henares, que los indígenas llamaban wād al-ḥaŷara, fundó la segunda Guadalajara. Fue una...

21/01/2010

F de «¡me lleva la fregada!». Crónica 6

Ahora resulta que abandono mi ciudad y sucede algo histórico: la mayor nevada en medio siglo (frente a esto el cambio de alcalde, la fusión de la única entidad financiera propia de la provincia y los múltiples cierres generados por la crisis que también tuvieron lugar en nuestra ausencia me parecen de menor importancia). Las fotografías que han llegado a mi correo han sido tan hermosas que...

9/01/2010

Crónica 5. E de elote

La bola de fuego giraba en la tierra. Desde siempre rodaba sobre la piedra y el polvo, y su sudor y su brillo habían hendido un gran surco tiznado de cenizas. Nunca antes nada había interrumpido su marcha perpetua pero, de pronto, la bola de fuego se detuvo. Admiró el recto dibujo horadado que se perdía en la lejanía y al posar la vista en el suelo reparó en el pequeño brote de una planta...

21/12/2009

E de Eustaquia Obono

Madrid, 21 de diciembre de 2009.

La ciudad amanece blanca.

Mª Carmen, la sevillana, me avisa: "hay tres dedos de nieve, hemos llegado a menos nueve grados".

Me pongo las botas de montaña, aunque ayuda que alguien haya puesto sal en las aceras, esta vez la nevada no ha sido un imprevisto. 

El diario que me dan en la boca de metro dice "Media España bajo cero".

Media hora más tarde me...

20/12/2009

D de durazno. Crónica IV

El número 1 ya se ha puesto al tanto del cómic mexicano, ha traído a casa La panza es primero, de Rius, el libro más divertido, convincente y aterrador que haya leído en mucho tiempo. Rius es el caricaturista más grande de México en palabras de Rius, y siendo como soy profana en el asunto lo doy por válido. La obra de Rius, según reza su página (http://rius.com.mx/) se divide en historia,...

7/12/2009

C de carrancear (de Venustiano Carranza) o C de casa

Recapitulando: el caso es que de la noche a la mañana nos vimos sin casa, sin trabajo y sin dinero. Nos ahorraremos las culpas y el proceso que precede a las culpas. Desde entonces todo lo que nos quedó fue mudarnos a casa de la madre del número 1 y alternar sus deliciosos almuerzos con acertados incisos en la Umbría de Gamonar (que era como una olla a presión para nuestros sueños e insomnios)...